Calambres musculares

Los calambres musculares se presentan cuando un músculo se tensiona (contrae) sin intención de tensarlo y no se relaja. Los calambres pueden comprometer todo o parte de uno o más músculos.

calambres_musculares

Los grupos musculares más comúnmente involucrados son los siguientes:

  • Parte posterior de la pierna/pantorrilla
  • Parte posterior del muslo (corva)
  • Parte frontal del muslo (cuádriceps)

Los calambres en los pies, las manos, los brazos, el abdomen, y a lo largo de la caja torácica también son muy comunes.

Los calambres musculares son comunes y se pueden detener estirando el músculo. El músculo afectado por el calambre se puede sentir duro o abultado.

Consideraciones

Los calambres musculares son diferentes de las fasciculaciones musculares, las cuales se abordan por separado en otro artículo.

Causas

Los calambres musculares son comunes y con frecuencia se presentan cuando un músculo se sobrecarga o se lesiona. Entrenar cuando no has tomado los líquidos suficientes (estás deshidratado) o cuando tienes niveles bajos de minerales, como potasio o calcio, también puede hacerte más propenso a tener un espasmo muscular.

Los calambres musculares pueden ocurrir mientras practicas tenis o golf, bolos, natación o hace cualquier otro ejercicio.

También pueden ser provocados por:

  • Hacer demasiado ejercicio o usar excesivamente los músculos.
  • Estar parado sobre concreto durante mucho tiempo, estar sentado durante mucho tiempo o poner las piernas en posiciones extrañas mientras duermes.
  • No tener suficiente potasio, calcio y otros minerales en la sangre.
  • Estar deshidratado, que significa que el cuerpo ha perdido demasiado líquido.
  • Tomar determinados medicamentos, como antipsicóticos, píldoras anticonceptivas, diuréticos, estatinas y esteroides.
  • Tener pies planos.
  • Tener enfermedad tiroidea.
  • Alcoholismo
  • Hipotiroidismo(tiroides hipoactiva)
  • Insuficiencia renal
  • Medicamentos
  • Menstruación
  • Embarazo

Cuidados en el hogar

Si tienes un calambre muscular, suspende la actividad y trata de hacer estiramientos y masajear el músculo afectado.

El calor relajará el músculo cuando el espasmo empiece, pero el hielo puede servir cuando el dolor haya mejorado.

Si el músculo todavía duele, los antinflamatorios no esteroides pueden ayudar con el dolor. Si los calambres musculares son intensos, tu doctor puede recetarte otros medicamentos.

La causa más común de calambres musculares durante la actividad deportiva es no tomar suficiente líquido. Con frecuencia, tomar agua los aliviará. Sin embargo, el agua sola no siempre ayuda. Las sales efervescentes o las bebidas para deportistas, las cuales también reponen los minerales perdidos, pueden ser útiles.

Otras sugerencias para aliviar los calambres musculares:

  • Cambia los entrenamientos de manera que estés ejercitándote dentro de tus capacidades.
  • Toma bastante líquido mientras haces ejercicio y aumenta la ingesta de potasio (el jugo de naranja y los plátanos son grandes fuentes de este elemento).
  • Haz estiramiento para mejorar la flexibilidad.

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulta a tu médico si los calambres musculares:

  • Son fuertes.
  • No desaparecen con el simple estiramiento.
  • Siguen reapareciendo.
  • Duran mucho tiempo.

Lo que se puede esperar en el consultorio médico

Tu médico te examinará y te hará preguntas acerca de los síntomas y la historia clínica, tales como:

  • ¿Cuándo comenzaron los espasmos por primera vez?
  • ¿Cuánto tiempo duran?
  • ¿Con qué frecuencia se presentan los espasmos musculares?
  • ¿Cuáles son los músculos afectados?
  • ¿Se presenta el calambre siempre en la misma zona?
  • ¿Estás embarazada?
  • ¿Has estado experimentando vómitos, diarrea, sudoración excesiva, volumen urinario excesivo u otras posibles causas de deshidratación?
  • ¿Qué medicinas tomas?
  • ¿Has estado haciendo mucho ejercicio?
  • ¿Has estado ingiriendo mucho alcohol?

Se pueden hacer exámenes de sangre para verificar lo siguiente:

  • El metabolismo del calcio, el potasio o el magnesio
  • El funcionamiento del riñón
  • El funcionamiento de la tiroides

 

Calambres Nocturnos

Los calambres nocturnos conocidos como «charley horses» (en inglés). Cubre causas como músculos distendidos, deshidratación y necesitar más potasio o calcio en el cuerpo.

Los calambres en las piernas durante la noche son distintos de otro problema común en las piernas, durante la noche que se llama síndrome de las piernas inquietas. Con el síndrome de las piernas inquietas, sientes un cosquilleo en las piernas o las sientes inquietas, a menos que las muevas. Para obtener más información, ve el tema Síndrome de las piernas inquietas.

¿Qué son los calambres en las piernas durante la noche?

Por lo general, los calambres en las piernas durante la noche (o nocturnos) son espasmos repentinos, o tensión, de los músculos de la pantorrilla. Pero los calambres musculares a veces pueden suceder en el muslo o en el pie. Con frecuencia, ocurren justo cuando se está quedando dormido o cuando se está despertando. Estos dolorosos calambres musculares pueden durar desde algunos segundos hasta algunos minutos.

¿Cuál es la causa de los calambres en las piernas durante la noche?

Aunque los calambres en las piernas durante la noche son comunes, los expertos no saben exactamente cuál es su causa. Sin embargo, la mayoría de las veces no se deben a una enfermedad.

¿Cómo puedes detener un calambre en las piernas durante la noche cuando sucede?

Es posible que debas intentar varias formas diferentes para detener un calambre en las piernas antes de que encuentres lo que funciona mejor para ti. A continuación te indicamos algunas cosas que puedes intentar:

  • Caminar o mover las piernas.
  • Estirar los músculos de la pantorrilla. Puedes realizar este estiramiento sentado o parado:
  • Sentado, estira la pierna y flexiona el pie para arriba, hacia la rodilla. Es posible que te ayude colocar una toalla enrollada en la planta del pie y, mientras sostienes la toalla de ambos extremos, tira suavemente de la toalla en dirección a ti mientras mantienes la rodilla estirada.
  • Parado a alrededor de 0.6 m de una pared, inclínate hacia adelante, contra la pared. Mantén la rodilla de la pierna afectada estirada y el talón en el suelo. Realiza esto mientras doblas la rodilla de la otra pierna.

Estos ejercicios estiran los músculos de la pantorrilla y, probablemente, sentirás que el calambre en las piernas desaparece después de algunos minutos.

A algunas personas les ayuda una ducha caliente o un baño tibio. Otras experimentan alivio cuando frotan la pantorrilla con una compresa de hielo.

¿Cómo puedes prevenirlos?

Usa estos consejos para ayudar a prevenir los calambres en las piernas durante la noche:

  • Bebe abundante agua y otros líquidos durante el día.
  • Limita o evita las bebidas con alcohol o con cafeína. Estas pueden hacer que te deshidrates, que significa que el cuerpo ha perdido demasiado líquido.
  • Asegúrate de estar comiendo alimentos saludables (especialmente si estás embarazada) que son ricos en calcio, potasio y magnesio.
  • Monta una bicicleta fija para acondicionar y estirar los músculos.
  • Estira los músculos de la pierna durante algunos minutos antes de irte a dormir.
  • Si estás tomando medicamentos que se sabe que causan calambres en las piernas, es posible que tu médico te recete diferentes medicamentos.
  • Si los calambres en las piernas te causan muchas molestias, es posible que tu médico te recete medicamentos que calmen los nervios de la pierna o que relajen los músculos.

 

¿Qué sucede si los calambres en las piernas durante la noche siguen reapareciendo?

Habla con tu médico si tienes calambres musculares que siguen reapareciendo, que son intensos o que ocurren en otros músculos del cuerpo. Estos podrían ser síntomas de otro problema.

Fuente: https://goo.gl/5lioR5 , http://goo.gl/UX934p

This entry was posted in . Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *