Carga glucémica

El índice glucémico nos muestra con un número el impacto que tiene un alimento en los valores de glucosa en sangre del organismo. La carga glucémica incluye este índice y considera otros aspectos importantes para nuestra dieta.

La carga glucémica (CG) de un alimento se determina dividiendo el índice glucémico del mismo por 100 y multiplicando el resultado de dicha ecuación por los gramos de hidratos o el contenido de carbohidratos presentes en la cantidad evaluada.

Es decir, la carga glucémica a diferencia del índice glucémico, no sólo considera la velocidad de elevación de la glucemia producto de la ingesta de un alimento, sino que además, tiene en cuenta el contenido de hidratos de carbono del alimento.

Por lo que un alimento de alto índice glucémico puede tener una carga glucémica baja, pues si bien se absorbe rápidamente y eleva la glucosa en poco tiempo en sangre, tiene pocos hidratos de carbono.

Este parámetro, al ser más completo que el índice glucémico e incluirlo para clasificar a los alimentos, resulta de mayor practicidad para evaluar la calidad de lo que comemos y su impacto en el organismo.

En función de la carga glucémica, se considera que:

  • Carga glucémica baja: menor de 10
  • Carga glucémica media: entre 11 y 19.
  • Carga glucémica alta: mayor o igual a 20

Cómo usar la carga glucémica a favor de nuestra dieta

Conociendo de qué se trata la carga glucémica, debemos tener en cuenta que para los diabéticos continúa siendo importante considerar el índice glucémico (IG), es decir, el ritmo de elevación de la glucosa en sangre, pero además, es de mucha utilidad obeservar la carga glucémica.

Dado que sin importar la cantidad que comamos de manzana ésta va a tener el mismo IG siempre, este parámetro tiene sus limitaciones como nos muestran en Vitónica, mientras que a mayor cantidad consumida más carga glucémica y por ello, es un concepto a considerar si queremos cuidar la dieta, pues en alimentación la cantidad también importa.

Para perder peso es clave considerar la carga glucémica, pues dependiendo de la cantidad de hidratos tendremos un valor de referencia y claramente a mayor contenido de hidratos mayor aporte calórico.

Así, una fruta como la piña puede tener un IG muy alto, pero tiene una CG baja, y se convierte en un alimento apto para nuestra dieta si buscamos adelgazar.

This entry was posted in . Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *