Carbohidratos, aprende mas sobre ellos.

En nuestra dieta diaria los carbohidratos son fundamentales. Cuando nuestro cuerpo necesita de energía para seguir con su normal funcionamiento, son los carbohidratos los alimentos que otorgan este elemento tan importante a nuestro organismo. Es fundamental que a lo largo del día consumamos entre un 25 y un 30% de ácidos grasos, entre un 10 y 20% de proteínas, y todo el resto pertenezca a la ingesta de carbohidratos. Para que conozcas las ventajas que otorgan los carbohidratos a nuestro organismo, la nutrióloga Prado nos da más información sobre éstos.

Los carbohidratos son saludables en todas sus formas y variedades. Pueden ayudar a controlar el peso, especialmente cuando se combinan con ejercicio, son fundamentales para un buen funcionamiento intestinal y también son un importante combustible para el cerebro y los músculos activos.

Los mejores son los que contienen mucha fibra como las verduras, frutas y los granos enteros. Estos tipos de carbohidratos tardan más tiempo en descomponerse en glucosa con lo que no existe un pico de insulina tan alto y además aportan una mayor cantidad de nutrientes.

Desgraciadamente, la corriente de las dietas cetónicas e hiperprotéicas hace que mucha gente no ingiera los suficientes carbohidratos y que sus organismos utilicen las proteínas y las grasas como fuentes principales para proporcionar energía. La no ingesta de suficientes carbohidratos puede ocasionar un mal funcionamiento del organismo.

 

¿De dónde provienen?

Los carbohidratos están presentes  en la leche, frutas, miel, jaleas, golosinas, avena, maíz, legumbres, arroz, cereales y pastas, entre otros alimentos. Según afirman diferentes expertos, lo ideal es que al día unos 300 gramos de hidratos de carbono provengan de frutas y verduras, otros 50 a 100 gramos de los cereales y sus derivados, y también la fibra debe estar presente con una presencia diaria de 30 gramos.

Siguiendo esta fórmula, se previenen enfermedades como la obesidad.

 

Tipos de Carbohidratos

Una división simplificada de los carbohidratos es la que divide a esta vital fuente de energía en dos  tipos: Simples (Monosacáridos) los encontramos en; azúcar, miel, jaleas, mermeladas, nieve, dulces, galletas y chocolates. Por otro lado tenemos los Complejos (Polisacáridos). Éstos últimos están presentes en alimentos como panes, pastas, avena, cereales, arroz, legumbres y maíz entre otros. Una de sus funciones más importantes es que previenen el exceso de nivel de grasa en el cuerpo. Los hidratos de carbono simples en tanto, si son consumidos con responsabilidad, representan un importante aporte de glucosa, elemento vital para el buen funcionamiento del cerebro.

 

Sus principales funciones

 

  • Son una de las principales macro nutrientes que aporta energía al cuerpo (las otras son las grasas y proteínas).
  • Previenen la excesiva acumulación de grasa en el cuerpo.
  • Ayudan al mejoramiento del rendimiento físico, gracias al almidón y los azúcares presentes en ellos.
  • Gracias a sus fibras alimenticias, ayudan a que el intestino tenga un correcto funcionamiento.
  • Su amplia variedad es aconsejable para que una dieta cuente con un aporte diario de nutrientes esenciales y fibras.

 

Recomendaciones generales

Si el 55% de nuestra dieta diaria está compuesta por carbohidratos nos aseguramos de contar con una amplia fuente de energía para el funcionamiento de nuestro organismo. Esto toma aún más valor si se considera que la Organización Mundial de la Salud considera que es necesario divulgar los beneficios otorgados por los carbohidratos, principalmente el de ser un vital aporte al funcionamiento intestinal, al desarrollo muscular y de actividad física, además de apoyar la función cerebral.

Si no consumimos suficientes carbohidratos durante nuestras comidas el nivel de energía se reduce y disminuye el rendimiento deportivo: la grasa no se puede utilizar como combustible exclusivo, por lo que cuando la reserva de hidratos de carbono se agota, nos sentiremos fatigados y decaídos.

Estaremos de más mal humor: los hidratos de carbono ayudan a mantener los niveles de serotonina en el cerebro. La serotonina es una sustancia química que produce una sensación de calma y mejor estado de ánimo . Otros pueden estar más nerviosos e irritantes.

Fuentes: http://goo.gl/WOIKmd, http://goo.gl/qkxYxL, http://goo.gl/vHDuTH