Advierte especialista daños a la salud por dietas sin orientación médica

En el marco del día del nutriólogo, la Secretaría de Salud señaló que las personas que realizan dietas sin tener alguna orientación médica son propensos a padecer algún grado de desnutrición. De… En el marco del día del nutriólogo, la Secretaría de Salud señaló que las personas que realizan dietas sin tener alguna orientación médica son propensos a padecer algún grado de desnutrición.

De acuerdo con la dependencia, la mayoría de las personas que suelen ponerse bajo un régimen dietético sin seguir las recomendaciones de los expertos, presentan deficiencias de vitaminas y minerales, lo que ocasiona distintos niveles de anemia, infecciones y debilidad, además de que son propensos a padecer cansancio, mal humor, dolor de huesos, sangrado de encías al cepillarse la dentadura y gases estomacales.

En el marco de la celebración, la experta de Servicio de Endocrinología de Hospital Juárez de México, Guadalupe Fonz Mas, señaló que las dietas que no son indicadas por un especialista suelen conducir a la desnutrición de quien las sigue, lo que genera cambios hormonales o deficiencias en las defensas corporales.

“La mayoría de los casos presenta deficiencias de vitaminas y minerales, que ocasionan diferentes niveles de anemia, infecciones, debilitamiento y cambios hormonales” señaló.

Además indicó que la buena nutrición no se refleja en la cantidad de alimento que consumen las personas, ya que existen quienes suelen comer entre comidas o consumen grandes cantidades de alimentos y aún así presentan cuadros de desnutrición.

“Estar alimentado no significa estar bien nutrido. Podemos ingerir cantidades excesivas de alimentos, pero poseer a la vez, desnutrición a nivel de micronutrientes que requiere nuestro cuerpo, como las vitaminas A, B, C y ácido fólico, además de minerales como el hierro, yodo, calcio y zinc, que sirven para protegernos de enfermedades”.

La mejor manera de evitar una desnutrición es mediante una dieta sana, es decir, que incluya a todos los grupos alimenticios y que tenga horarios establecidos para las comidas, los cuales deben establecerse considerando que no se deben dejar pasar más de cuatro horas sin consumir alimentos.

En caso de que se requiera llevar algún tipo de dieta, por problemas de obesidad o sobrepeso, la mejor opción para mantener el cuerpo saludable es acudir con un nutriólogo o bariatra que asesore a la persona que desea cambiar sus hábitos alimenticios, a fin de no padecer más males.

Ver más en: https://www.20minutos.com.mx/noticia/473714/0/advierte-especialista-danos-a-la-salud-por-dietas-sin-orientacion-medica/#xtor=AD-1&xts=513356

Principales factores de riesgo del cáncer: Conductuales y dietéticos

CIUDAD DE MÉXICO.  (Notimex).- En México se detectan cada año 148 mil nuevos casos de cáncer, de los cuales 55.7 por ciento afecta a la población femenina y 44.3 por ciento a personas del género masculino, informó el Instituto Belisario Domínguez del Senado de la República.

Advirtió que esta enfermedad ya es considerada como la tercera causa de muerte en el país y se estima que 53 por ciento de quienes la padecen fallecen por este motivo.

En el estudio realizado por la Dirección General de Análisis Legislativo, en el marco del “Día Mundial contra el Cáncer”, refirió que en 2014, 38 mil mujeres y 33 mil 900 hombres, murieron por esta enfermedad.

Entre mujeres los tipos de cáncer que provocan mayor mortalidad son de mama, con 15.8 por ciento; cervicouterino, 12 por ciento; hígado, 7.9 por ciento; estómago, 7.5 por ciento y, tráquea, bronquios y pulmones, con 6.4 por ciento.

Alertó que en el caso de los hombres es el de próstata, con 17 por ciento; tráquea, bronquios y pulmones, 11.7 por ciento; estómago, 9.2 por ciento; hígado, 7.4 por ciento, y colorrectal, 7.1 por ciento, son los tipos de cáncer con mayor mortandad.

Los principales factores de riesgo en México son obesidad, inactividad física y consumo de tabaco, así como consumo doméstico de combustibles sólidos y de alcohol.

En el reporte “Al día: las cifras hablan”, el Instituto mencionó que la leucemia, los linfomas y el sarcoma predominan en la infancia y pueden aparecer en etapas muy tempranas e incluso antes de nacer.

En la población infantil de cinco a 14 años de edad, subrayó, el cáncer es la segunda causa de mortalidad. Para 2011, la incidencia anual de esta enfermedad se ubicó en 122 casos por cada millón de menores de 15 años.

En ese mismo año, los de médula ósea, bazo y timo, fueron las principales afecciones cancerígenas para la población menor de 20 años, con 59 por cientos de incidencia.

Pese a esta tendencia, “alrededor de 15 por ciento de los niños con cáncer en México nunca reciben tratamiento especializado”, enfatizó.

De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas (ONU) este padecimiento es un proceso de crecimiento y diseminación incontrolados de células anormales. Puede aparecer en cualquier parte del cuerpo e invadir el tejido circundante y provocar metástasis en puntos distantes del organismo.

Apuntó que según la Organización Mundial de la Salud (OMS) existen más de 100 tipos y los más mortíferos son los de pulmón, estómago, hígado, colon y mama.

Los principales factores de riesgo son conductuales y dietéticos: el índice de masa corporal, ingesta reducida de frutas y verduras, falta de actividad física, consumo de tabaco y de alcohol.

Comentó que un porcentaje importante de cánceres pueden curarse mediante cirugía, radioterapia o quimioterapia, especialmente si se detectan en una fase temprana.

En los países en desarrollo hasta 20 por ciento de las defunciones por cáncer podrían prevenirse mediante la vacunación contra el virus de papiloma humano y el virus de la hepatitis B.

En el último perfil oncológico sobre el país, la OMS reportó que en México se vacuna contra los papilomavirus humanos a los nueve y 11 años; la vacuna contra la hepatitis B se aplica al nacer, a los dos meses y a los seis meses, y la cobertura contra esta enfermedad en lactantes es de 82 por ciento.

Fuente: Diario de Yucatán http://goo.gl/deV7RV