¿Qué es mejor: Ejercicio con pesas o entrenamiento con peso corporal?

Alguna vez te has preguntado que es mejor: ¿hacer ejercicio con peso corporal o con pesas? Según el portal MSN hacer ejercicio con pesas reduce 23% el riesgo de muerte prematura y si lo haces por lo menos dos veces a la semana reduces 41% a largo plazo el riesgo de morir por un ataque al corazón.

En cuanto al ejercicio por peso corporal comentan que con los ejercicios de cadena cerrada aumentan la fuerza de la parte inferior 18% más que los de cadena abierta.

Las ventajas de ejercitarse con pesas es que te enfocas en ciertos músculos mientras que las ventajas de ejercitarse con el peso corporal es que lo puedes hacer en cualquier lugar por lo que no necesitas forzosamente de un gimnasio.

Las desventajas es que en el caso de trabajar con el peso corporal estás limitado a tu peso mientras que con las pesas puedes incrementar ese peso a medida que adquieres más fuerza.

En el caso del levantamiento con pesas la principal desventaja es que conlleva un mayor riesgo de sufrir lesiones a comparación de los ejercicios que haces con peso corporal.

Quieres leer todo el articulo? Haz click aquí

¿Sabes como se calcula el Índice de Masa Corporal IMC)?

¿Sabes como se calcula el Índice de Masa Corporal (IMC)?

El Índice de Masa Corporal (IMC, o IMCtambién BMI por sus siglas en inglés: Body Mass Index), es un número que podemos obtener a partir de nuestra estatura y peso, y con el que se pretende saber cuál debería ser nuestro peso ideal, a efectos de salud. Se lleva usando como indicador nutricional desde 1980, y según este estándar, un Indice de Masa Corporal elevado se asocia a enfermedades (todas las relacionadas con la obesidad y el sobrepeso).

Se calcula dividiendo nuestro peso (en Kilogramos) entre nuestra altura al cuadrado (en metros).

En un ejemplo de un hombre de 80 Kilos y 1’80 metros de estatura:

IMC = Kg / m²        IMC = 80 / (1,80)²         IMC = 80 / 3,24

IMC = 24,69… redondeando 24,7

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha establecido los siguientes intervalos, en los que según este ejemplo este individuo tendría un peso normal, calificado como saludable:

Menos de 16 Ingreso médico inmediato
16 a 16.9 Infrapeso
17 a 18.4 Bajo de peso
18.5 a 24.9 Peso en la media (Saludable)
25 a 29.9 Sobrepeso
30 a 34.9 Sobrepeso crónico (Obesidad de grado 1)
35 a 39.9 Obesidad premórbida (De grado 2)
40 a 45 Obesidad mórbida (De grado 3)
Más de 45 Obesidad hipermórbida (De grado 4)

Estos intervalos se obtuvieron a partir de estudios hechos a una determinada cantidad de personas, en un periodo de tiempo concreto, pero al llevarlo a la práctica es una formula inútil, a poco que alguna condición se salga de lo normal. No puede ser aplicada a ancianos, niños, embarazadas, personas con amputaciones, ni a muchos deportistas. Además, la masa magra es más pesada que la grasa, y en personas tonificadas o musculadas dará valores erróneos, igual que en individuos con bajo porcentaje de grasa.

Por tanto el IMC no distingue nuestra genética, metabolismo, etnia, sexo o entrenamiento. Si distingue por edades, ya que esta tabla va orientada a sujetos entre 25 y 34 años, y debemos añadir un punto en los valores expuestos, cada diez años añadidos más de edad, pero igualmente es un método obsoleto, que no puede guiarnos para valorar nuestra condición física y estado de salud.

El dato que te permitirá realmente controlar tu composición corporal es el Porcentaje de Grasa Corporal, y aunque no es tan fácil de calcular como el IMC, puedes obtener resultados profesionales sin gastar dinero. A continuación te desvelamos como medirlo.

 

 

¿Quieres conocer más y calcular tu propio IMC?, ve a http://www.vivesbien.com/imc/ y conócelo

 

Jugo laxante

Este jugo te ayudará a expulsar y eliminar grasas, por lo que es muy eficaz para adelgazar. Pero además es un suave laxante que favorece la digestión, al tiempo que limpia la sangre y reduce la hipertensión.

Ingredientes

1 limón (el jugo)

1 cucharada de hojas de menta

1 cucharada de jengibre (rallado)

1 vaso de agua mineral

100g de tamarindo

1/2 litro de agua natural

Preparación

  1. Lava el limón y exprime para obtener el jugo.
  2. Hierve el tamarindo en el agua durante 15 minutos, después retira la cáscara y poco a poco ve retirando la pulpa.
  3. Cuando hayas extraído la pulpa, agrega una taza de agua, el jengibre y la menta, mezcla y deja reposar quince minutos.
  4. Coloca un paño encima de un vaso de limpio y cuela el jugo, añade el agua restante y el jugo de limón.
  5. Bebe un vaso por la mañana, una vez por semana.