Pierna

Te recomendamos saber como se componen los músculos de las piernas para obtener los mejores resultados cuando los ejercites, así enfocarás mejor tu esfuerzo.

Los tendones de la corva (isquiotibiales): Son como el bíceps de tus piernas. Tus músculos isquiotibiales se encuentran en la parte posterior de los muslos y se componen de tres grupos distintos de músculos – el semimembranoso, semitendinoso y bíceps femoral.  los dos primeros músculos comienzan en la tuberosidad isquiática (justo debajo del glúteo mayor, en los huesos de la pelvis) y están pegados a la tibia medial (el hueso de la espinilla). El tercer músculo – el bíceps femoris- tiene dos cabezas. La cabeza larga comienza en la tuberosidad isquiática, mientras que la cabeza corta se conecta con el fémur (hueso del muslo). Ambas cabezas corren por la parte posterior del muslo y se insertan en la cabeza del peroné (el hueso más pequeño de la pierna). Por separado, los tres músculos ayudan a doblar la rodilla hacia adentro y los pies hacia afuera.

En conjunto, tienen dos funciones principales: la flexión de rodilla (doblando las rodillas) y las extensiones de la cadera (lo que ocurre cuando golpeas una pierna hacia atrás). Otros músculos isquiotibiales ayudan en la realización de estos dos trabajos. Por ejemplo, cada vez que se flexiona las rodillas.

isquiotibiales

¿Por qué es bueno trabajar estos músculos?

Zancadas más fuertes:

Los tendones de la corva tiran de los talones de vuelta hacia el trasero, mientras que los glúteos extienden las piernas de nuevo. Formación tanto puede alargar la zancada y proporcionar más energía para cada push-off

Mejor equilibrio

Muchos ejercicios isquiotibiales también cambian su estabilidad. El resultado es una recuperación más rápida del equilibrio perdido.

Rodillas sanas.

Los ligamentos cruzado anterior se basan en los isquiotibiales para ayudar a estabilizar las rodillas, cada vez que las rodillas se doblan mientras desaceleras. Tener un sólido conjunto de los isquiotibiales puede ayudar a los ligamentos a hacer su trabajo y reducir el riesgo de lesiones.

Cuádriceps: un gran orden de los muslos. Los cuádriceps, en la parte frontal del muslo, se componen de cuatro, músculos interdependientes individuales. El vasto intermedio se adhiere y cubre gran parte de la frente y los lados del fémur (hueso del muslo), pero no es visible porque se encuentra debajo del recto femoral. El recto femoral comienza en la pelvis y corre por el muslo, frente al vasto intermedio. Los vasto lateral y vasto medial comienzan en los lados exterior e interior de la parte superior del fémur. Todos los cuatro músculos corren por el muslo y la cobertura en el tendón rotuliano, que se adhiere a lo largo de la parte superior de la tibia. Juntos, los cuatro músculos son responsables principalmente para extender las rodillas (enderezar las piernas), sino que también ayudan a estabilizar los lados interior y exterior de las articulaciones de la rodilla.

 

¿Por qué es bueno trabajar los quadriceps?

Más resistencia:

Muchos deportes y actividades requieren constantes movimientos de lado a lado, estos movimientos los trabajan los cuádriceps desde el exterior al interior del músculo. El fortalecimiento de los cuádriceps les impide cansarse.

Despegues explosivos:

Entrenando los cuadriceps será más fácil enderezar las piernas con más fuerza, te dará más poder cada vez que utilices tus piernas para empujar hacia adelante o hacia arriba.

Más estabilidad:

También fortalece los ligamentos y tendones en tus piernas – elementos críticos que ayuda a apoyar las rodillas. Esto a su vez hace que las rodillas sean más estables y menos susceptible a las lesiones.

Conoce cuáles son los mejores ejercicios para obtener unas piernas fuertes.

Press de pierna

Extensiones

Desplante con macuerna

Curl de pierna

Los mejores resultados se logran combinando una rutina de ejercicio con un plan apropiado de alimentación.


markets

 

Descarga nuestra aplicación móvil y obtén tu plan personalizado de ejercicios y alimentación.

Te puede interesar

lesion_brazo lesion de la mente
Dolores musculares Problemas emocionales relacionados a las piernas