Los mitos más comunes sobre las dietas

En las dietas hay que comer de todo, pero siempre en su justa medida, creando un hábito de comida saludable que seamos capaces de llevar siempre y mantener, sin necesidad de tener que ponernos a dieta constantemente.

Sin embargo muchas veces hay alimentos que cuando los mezclas o combinas te pueden ocasionar molestias, por eso te recomendamos acudir con un Nutriólogo para que te asesore en tu alimentación.

Aquí te presentamos los cinco mitos más comunes.

1. Si me salto la comida o la cena adelgazaré más rápido

Es falso. Se deben hacer cinco comidas al día, ya que si pasamos muchas horas sin comer, nuestro cuerpo almacenará en forma de grasas los próximos alimentos que tomemos, creando una «reserva». Es importante hacer cinco comidas al día, de este modo llegaremos a la siguiente comida con menos hambre y no tendremos la necesidad de comer grandes cantidades.

2. Para que la dieta sea efectiva hay que pasar hambre

Es falso. Las dietas que son demasiado restrictivas lo único que consiguen es que las acabemos abandonado. Hay que romper con este mito. En las dietas hay que comer de todo, pero siempre en su justa medida, creando un hábito de comida saludable que seamos capaces de llevar siempre y mantener, sin necesidad de tener que ponernos a dieta constantemente.

3. Es necesario machacarse en el gimnasio a diario

Es falso. Es cierto que una dieta sana y equilibrada tiene que ir acompañada de ejercicio, pero dentro de unos límites, ya que el descanso también es importante. Si se machaca en el gimnasio, le ocurrirá lo mismo que si lleva una dieta demasiado estricta, lo acabará dejando. Por ello, busque un hábito de ejercicio que le guste para crear una rutina.

4. Consumir alimentos light no engorda

Es falso. Lo primero que debemos hacer es leer bien las etiquetas, ya que en muchas ocasiones nos dejamos llevar por el packaging atractivo que nos dice «light», «0% mg», «bajo en calorías»,… pero luego llevan las mismas cantidades o más de grasas o azúcares que los productos normales. También cometemos el error de pensar que al ser light no engorda y aumentamos el consumo de este tipo de alimentos, consumiendo las mismas calorías que si lo tomásemos normal. Recuerde, mire bien las etiquetas y si realmente es light acuérdese que lleva menos grasas y azúcares siempre y cuando lo consuma con moderación.

5. Beber mucha agua adelgaza

Es falso. El agua es necesario y buena para nuestro organismo, pero como todo, su consumo excesivo puede llevarnos a aumentar la diuresis y hacer que perdamos electrolitos como el sodio y el potasio. Se recomienda beber entre 2 y 3 litros de agua al día.

Fuente: http://goo.gl/XLNgFe

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *