Meditación

meditacion

La meditación es una práctica en la cual el individuo entrena la mente o induce un modo de conciencia, ya sea para conseguir algún beneficio o para reconocer mentalmente un contenido sin sentirse identificado/a con ese contenido, o como un fin en sí misma.

El término meditación refiere a un amplio espectro de prácticas que incluyen técnicas diseñadas para promover la relajación, construir energía interna o fuerza de vida (qi, ki, prana, etc.) y desarrollar compasión, amor, paciencia, generosidad y perdón. Una forma particularmente ambiciosa de meditación tiene como fin conseguir sostener la concentración en un punto sin esfuerzo , enfocado a habilitar en su practicante un estado de bienestar en cualquier actividad de la vida.

La meditación toma diferentes significados en diferentes contextos; ésta se ha practicado desde la antigüedad como un componente de numerosas religiones y creencias, pero la meditación no constituye una religión en sí misma. La meditación normalmente implica un esfuerzo interno para auto regular la mente de alguna forma. Normalmente se usa para concentrar la mente y aliviar determinadas condiciones de salud o psicológicas, tales como la presión alta, depresión, y ansiedad. Puede hacerse sentado/a, o de una forma activa —por ejemplo, los monjes budistas practican la atención en todas sus actividades del día a día como una forma de entrenamiento mental. Esta práctica tiene como fin último lograr un estado de paz total a través del control de los pensamientos y las emociones. Algunos tipos de meditación permiten el uso de rosarios u otros objetos rituales para recordar o seguir algún aspecto del entrenamiento.

Desde el punto de vista de la psicología y la fisiología, la meditación puede inducir un estado alterado de conciencia. Tales estados tienen una correspondencia neurofisiológica que se puede medir. A día de hoy, existen muchos tipos de meditación practicados en la cultura occidental. La respiración consciente, relajación muscular progresiva, y de misericordia se han encontrado beneficiosas en términos cognitivos tales como la relajación. Con entrenamiento en la meditación, la ruminación depresiva puede rebajarse y se puede lograr una mayor paz mental. Diferentes técnicas han demostrado funcionar mejor para personas diferentes.

Fuente: https://goo.gl/n9OXI6

5 Consejos de meditación para principiantes

 

1) Comenzar con 3 o 5 minutos. Al igual que una rutina de ejercicio físico, en la meditación no es necesario emplear una gran cantidad de tiempo, de hecho bastan 3 o 5 minutos, incluso menos, para comenzar a meditar. Simplemente hay que enfocarse, por ejemplo, en la sensación que se percibe al realizar tres respiraciones.

 

2) La meditación combate el estrés. Es importante entender los beneficios asociados a la técnica de la meditación, particularmente en el tema del estrés, la ansiedad y la irritabilidad. Muchas personas encuentran que la meditación les ha ayudado a disminuir su tendencia a la ansiedad y a calmar el sistema nervioso. La meditación ayuda con estos padecimientos porque permite que la persona aprenda a reconocer los pensamientos irritables que los desencadenan.

3) Comprender los principios básicos de la meditación. Aunque con frecuencia se piensa que el objetivo primordial de la meditación es alcanzar un punto en el que la persona pueda concentrarse a tal grado que nada puede distraerla, sin embargo también es importante estar consciente de que la mente ya se ha distraído antes. Se dice entonces que es imposible reestructurar pensamientos si no se ha desarrollado antes la capacidad para identificar los pensamientos.

4) Haz la meditación a tu manera. Significa que no es obligatorio realizar la posición de loto para conseguir la meditación. De hecho una caminata ligera puede ser el comienzo para ir avanzando en la meditación. La recomendación aquí es distribuir el tiempo de la caminata en percibir sensaciones, por ejemplo, 1 minuto para prestar atención a la respiración al caminar, 2 minutos a la sensación del aire sobre nuestro cuerpo, 3 minutos a escuchar, 4 minutos a ver, etc.

5) Pensar en la meditación como un todo o nada. No todas las personas estarán dispuestas a practicar la meditación sobre una base regular, sin embargo lo que si pueden hacer es establecer escalar poco a poco posiciones y eventualmente incorporar la meditación como parte de una rutina diaria o regular. Se puede iniciar con la meditación simplemente con prestar atención a las sensaciones que provocan las respiraciones al llevar a cabo determinadas tareas que se hacen diariamente. Esto permitirá familiarizarse y conseguir la suficiente comodidad como para integrarla por completo a nuestra vida diaria.

Fuente: http://goo.gl/DngRr0